Como preparar unas chuletas de cordero

Chuletas de lomo de cordero deutsch

Prepare estas rápidas chuletas de cordero a la sartén cuando necesite un plato principal fácil pero elegante para una cita o una cena. O en una noche de semana ajetreada o un fin de semana perezoso. Siempre que le apetezca, podrá servir estas hermosas chuletas en 30 minutos (incluyendo el tiempo de preparación y el tiempo de reposo).

Unte las tiernas chuletas de cordero con una aromática marinada de dientes de ajo y romero frescos, aceite de oliva, sal y pimienta. A continuación, colóquelas en una sartén caliente para dorarlas por ambos lados. El tiempo suficiente para que el ajo y el romero se conviertan en trocitos crujientes, mantecosos y con sabor a pino y cubran las chuletas con una costra bien dorada, pero dejándolas jugosas y rosadas por dentro.

¿Cómo deben cocinarse las chuletas de cordero? Tiene muchas opciones para cocinar las chuletas de cordero.  Las chuletas de costilla de cordero se cocinan mejor a la plancha o a la sartén, ya que se cocinan muy rápido.  Las chuletas de lomo de cordero también quedan muy bien a la parrilla, pero también en el horno. (Vea estas otras recetas de cordero: Chuletas de cordero asadas y Chuletas de cordero a la parrilla o Chuletas de lomo de cordero a la parrilla). ¿Cómo saber cuándo están hechas las chuletas de cordero? Puede utilizar la temperatura y el tiempo de cocción de una receta como guía. Pero para obtener los resultados más precisos, utilice un termómetro de lectura instantánea para asegurarse de que las chuletas de cordero están cocinadas al punto deseado: 145 °F para poco hecho (retirar del fuego a 135 °F), a 160 °F para medio hecho (retirar del fuego a 150 °F) y a 170 °F para bien hecho (retirar del fuego a 160 °F). ¿A qué temperatura debo cocinar las chuletas de cordero? Cocine las chuletas de cordero rápidamente en la parrilla o en una sartén. Puede cocinar las chuletas de cordero a la parrilla, al horno o en una sartén.

¿Cómo se cocina la chuleta de cordero?

Cocine de 6 a 7 minutos por cada lado o hasta que esté bien dorado y un termómetro de lectura instantánea insertado en la parte más gruesa de la carne registre 145°F. Es posible que tengas que cocinar las chuletas en 2 tandas para evitar que se amontonen en la sartén.

¿Es necesario remojar las chuletas de cordero antes de cocinarlas?

Como ya sabrá, la grasa retiene olores y sabores. Por lo tanto, recortar toda la grasa posible antes de cocinarla es un gran consejo. Para ayudar en este proceso, se recomienda sumergir las chuletas de cordero en agua con limón (o agua con vinagre) durante 30 minutos. Esto abrirá los poros de la carne.

Cordero al horno

Joshua Bousel es un veterano de Serious Eats, que empezó a compartir su pasión por las recetas a la parrilla y la barbacoa en 2008. Sigue elaborando recetas en su propio sitio, The Meatwave, desde Durham, Carolina del Norte.

El cordero es siempre un tema de discusión en mi casa. A mí me encanta el sabor rico y único y la maravillosa y deliciosa grasa del cordero, mientras que mi mujer lo rechaza exactamente por las mismas razones. Investigando para esta guía sobre el cordero a la parrilla, puede que por fin la haya convencido con un par de chuletas de cordero perfectamente asadas, lo que consolida aún más mi idea de que la parrilla hace que casi todo sea mejor.

A la hora de elegir las chuletas más adecuadas, existen tres opciones. En primer lugar, las económicas chuletas de paletilla, cortadas de la parte delantera del animal. Tienen una buena cantidad de grasa y tejido conjuntivo, lo que les da un sabor muy fuerte, pero afecta negativamente a la ternura, ya que pueden ser gomosas debido a demasiada grasa no eliminada en una cocción rápida y caliente. Eso no significa que no se puedan asar, pero no serían mi primera opción.

Chuletas de cordero en olla de cocción lenta

Cocinar chuletas de cordero parece una tarea intimidante. Suena como un plato común que Gordon Ramsay prepararía en su casa pero que usted se limitaría a pedir en el restaurante. Bueno, ¡en realidad no hay que esperar a una ocasión especial para disfrutar de una deliciosa chuleta de cordero!

Aprender a cocinar chuletas de cordero puede ser realmente fácil si sigues la receta correcta y tienes los utensilios adecuados. Por suerte para ti, estás leyendo este artículo, y hoy vas a aprender a cocinar chuletas de cordero con diferentes métodos, los mejores acompañamientos para servirlas, cómo conservar las sobras y algunos otros trucos que convertirán tu cocina en un restaurante Michelin.

Antes de navegar por las profundas aguas de la preparación de las chuletas de cordero, conviene conocer las propiedades de esta carne. La carne de cordero suele ser más cara que otros tipos de carne porque los corderos viven una vida de buena calidad y -en comparación con otras carnes- los corderos requieren un cuidado y una manipulación especializados.

Las chuletas de cordero aportan variedad al consumo de chuletas de ternera, pollo, pescado y cerdo por su particular sabor. Como las chuletas de cordero están llenas de ácidos grasos que no tiene la ternera, estas grasas pueden absorber el sabor de una forma diferente.

Chuletas de cordero deutsch

Con el primer indicio de la primavera, sacamos la parrilla del garaje, encendemos las llamas y echamos unas chuletas de cordero en las rejillas calientes. Nada le sienta mejor al cordero que los sabores ahumados y carbonizados de la parrilla. Le mostraremos cómo cocinar chuletas de cordero a la parrilla y, como hay más de una forma de disfrutar de las recetas de chuletas de cordero, también le explicaremos cómo cocinarlas en la cocina y en el horno.

Remoje rápidamente las chuletas de cordero en un sabroso adobo. ¿Qué ingredientes son los mejores para marinar las chuletas de cordero? Prueba con vinagre balsámico, ajo, un poco de aceite de oliva y condimentos. (¿Cuánto tiempo hay que marinar las chuletas de cordero? Déles entre 2 horas y toda la noche, marinadas en la nevera.

A continuación, ¡las chuletas a la parrilla! Colóquelas en la parrilla caliente y dórelas de 4 a 7 minutos; déles la vuelta y dórelas de 4 a 7 minutos más; para que queden poco hechas, un termómetro de lectura instantánea insertado en el centro debe indicar de 125 a 130 grados F (54 grados C). CONSEJO: Para evitar que los huesos expuestos de las chuletas se ennegrezcan, envuélvalos con un poco de papel de aluminio antes de poner las chuletas de cordero en las rejillas.

Autor:
Sandra Airola
Sandra es una apasionada de la gastronomía y dueña de un restaurante, además de ser autora de este blog sobre comida donde comparte su experiencia y conocimientos culinarios.