Como preparar un biberón para un recién nacido

Cómo hacer un biberón con máquina preparadora

Alimentar a un bebé con leche de fórmula por la noche es un enorme engorro comparado con la lactancia materna. Preparar un biberón a la temperatura adecuada y seguir todas las pautas es mucho más difícil que sacar la teta. La única ventaja es que se puede compartir con la pareja. Si pudieras tener biberones preparados junto a la cama, no habría problema. Pero las bacterias adoran la leche tanto como los bebés. Además, los bebés tienen un sistema inmunitario muy poco desarrollado, por lo que pueden enfermar o tener diarrea o incluso una enfermedad grave si toman leche contaminada. Entonces, ¿cuáles son las mejores formas de preparar el biberón de tu bebé de forma segura por la noche? A continuación te indicamos las distintas opciones y su grado de esfuerzo (siendo cinco el mayor esfuerzo requerido).OPCIÓN UNO: el método recomendado por el NHSCalificación del esfuerzo: 5/5 (mucho esfuerzo)El NHS aconseja que los biberones de leche maternizada se preparen frescos para cada toma. Y cuando dicen fresca, quieren decir que debe hacerse así:Maneras de enfriar un biberón de leche

¿Hay que hervir el agua para la leche de fórmula para recién nacidos?

Hierve el agua cuando sea necesario.

Para los lactantes menores de 3 meses, los que nacieron prematuramente y los que tienen un sistema inmunitario debilitado, debe utilizarse agua caliente para preparar la leche de fórmula a fin de eliminar cualquier microbio. Para ello, hierve el agua y déjala enfriar unos 5 minutos.

¿Hay que hervir el agua para los biberones?

Se puede utilizar agua destilada o purificada sin hervirla. El resto del agua debe hervirse y enfriarse como se describe a continuación. Esto incluye el resto del agua embotellada y el agua del grifo. NO utilice agua de pozo.

¿Hay que calentar la leche de fórmula para recién nacidos?

No es necesario calentar la leche o los preparados para lactantes antes de alimentar al bebé, pero a algunas personas les gusta calentar el biberón. Si decides calentar el biberón, no lo hagas nunca en el microondas. Los microondas calientan la leche y los alimentos de forma desigual, provocando “puntos calientes” que pueden quemar la boca y la garganta del bebé.

Cómo hacer un biberón con leche de fórmula

Tanto si alimentas a tu bebé sólo con leche de fórmula como si le das el pecho y lo complementas con leche de fórmula, es importante que conozcas los principios básicos de la preparación y el almacenamiento de la leche de fórmula. Así no sólo ahorrarás tiempo, sino que ayudarás a tu bebé a mantenerse sano y feliz.

Proporción de leche de fórmula por agua: 1 cacito raso de leche de fórmula (sin envasar) por 2 onzas líquidas de agua. Tenga cuidado de no añadir demasiada agua. No se recomienda añadir agua a la leche de fórmula, ya que diluye los nutrientes esenciales y puede afectar a la nutrición de su hijo.

Nota: Si le preocupa la presencia de plomo u otras sustancias nocivas en el agua, consulte a su médico antes de preparar la leche de fórmula con agua del grifo. El agua embotellada o filtrada puede contener bacterias y debe hervirse igualmente.

No es necesario calentar la leche de fórmula. Pero, si quiere dar leche de fórmula caliente, no la caliente en el microondas. Esto puede provocar “puntos calientes” que podrían quemar al bebé. En su lugar, pon el biberón lleno en un recipiente con agua caliente (no hirviendo). También puedes poner el biberón bajo el grifo de agua caliente. Rocía unas gotas de leche artificial en el interior de tu muñeca para asegurarte de que no está demasiado caliente.

Preparación de los preparados para lactantes: directrices

Por: Steven A. Abrams, MD, FAAPLa leche de fórmula se presenta en tres formas: leche de fórmula en polvo, leche de fórmula líquida concentrada y leche de fórmula lista para tomar (no concentrada). Si utiliza leche de fórmula para su bebé, sea cual sea su forma, asegúrese de seguir las instrucciones al pie de la letra. La leche de fórmula diluida con demasiada agua, por ejemplo, puede causar graves problemas de salud y desarrollo al bebé. También es importante utilizar agua limpia para un

fuente segura, libre de bacterias u otros microorganismos que puedan causar enfermedades, y baja en ciertos minerales y contaminantes que pueden ser perjudiciales. Sigue leyendo para saber más.Cuándo añadir agua y cuánta utilizarFórmula no concentrada lista para la alimentaciónNo añadas agua a la fórmula no concentrada lista para la alimentación. Recuerde que diluirla puede ser peligroso para su hijo (véase más adelante).Leche de fórmula líquida concentrada y leche de fórmula en polvoUse agua para preparar leche de fórmula líquida concentrada y leche de fórmula en polvo, pero sólo según las indicaciones. Utiliza una fuente de agua segura, según lo establecido por la administración local o estatal. A menos que se sepa que su fuente de agua local está contaminada, puede utilizar

Política de alimentación con biberón

Tanto si alimentas a tu bebé sólo con leche artificial como si le das el pecho y lo complementas con leche artificial, es importante que conozcas los principios básicos de la preparación y el almacenamiento de la leche artificial. Esto no sólo te ahorrará tiempo, sino que también te ayudará a mantener a tu bebé sano y feliz.

Proporción de leche de fórmula por agua: 1 cacito raso de leche de fórmula (sin envasar) por 2 onzas líquidas de agua. Tenga cuidado de no añadir demasiada agua. No se recomienda añadir agua a la leche de fórmula, ya que diluye los nutrientes esenciales y puede afectar a la nutrición de su hijo.

Nota: Si le preocupa la presencia de plomo u otras sustancias nocivas en el agua, consulte a su médico antes de preparar la leche de fórmula con agua del grifo. El agua embotellada o filtrada puede contener bacterias y debe hervirse igualmente.

No es necesario calentar la leche de fórmula. Pero, si quiere dar leche de fórmula caliente, no la caliente en el microondas. Esto puede provocar “puntos calientes” que podrían quemar al bebé. En su lugar, pon el biberón lleno en un recipiente con agua caliente (no hirviendo). También puedes poner el biberón bajo el grifo de agua caliente. Rocía unas gotas de leche artificial en el interior de tu muñeca para asegurarte de que no está demasiado caliente.

Autor:
Sandra Airola
Sandra es una apasionada de la gastronomía y dueña de un restaurante, además de ser autora de este blog sobre comida donde comparte su experiencia y conocimientos culinarios.