Como preparar la mochila para hacer el camino de santiago

Mejor mochila ligera para el camino de santiago

La pregunta más frecuente para quienes planean hacer el Camino de Santiago en España es: ¿Cuál es la mejor mochila para el Camino?    Desde el tamaño hasta la forma de llevar la mochila, seleccionar una mochila para el Camino es un equilibrio de consideraciones personales y prácticas.

Uno de los nuevos servicios disponibles para los peregrinos en el Camino de Santiago es la asistencia con el equipaje, con varias empresas en cada camino de Santiago que ofrecen servicios de traslado de equipaje para mochilas y maletas por una tarifa. Esto puede permitir a algunos peregrinos que carecen de la capacidad de llevar todas sus pertenencias a recorrer El Camino. Si utiliza un servicio de traslado de equipaje, sólo necesitará una mochila lo suficientemente grande como para transportar objetos entre las paradas; sin embargo, tendrá que llegar exactamente al lugar donde le entreguen su equipaje (independientemente del tiempo, de su forma física o de los desvíos interesantes que haya por el camino).      Yo prefiero llevar todas mis pertenencias durante la peregrinación para tener la flexibilidad de ir al ritmo que quiera y parar por el camino, así que no tengo experiencia en el uso de estos servicios.

¿Qué tipo de mochila necesitas para el Camino?

Para un camino en clima cálido, una mochila de 30-45 litros debería ser suficiente. Busque una mochila que pese 1,5 kg (3 libras) o menos, ya que las mochilas de expedición pesadas con mucho acolchado y tirantes rígidos no son necesarias para el Camino.

¿Cómo se prepara físicamente para el Camino de Santiago?

Aumenta tu resistencia

Fíjese el objetivo de caminar una media de 2 horas al día durante al menos 2 meses antes del Camino. Una vez que sea capaz de hacer caminatas de un día completo, el siguiente paso es intentar hacer caminatas de varios días para que su cuerpo se acostumbre al reto.

Mejor mochila ligera de mujer para el camino santiago

No os preocupéis, peregrinos. Estamos aquí para ayudarte a encontrar información útil sobre una de las cosas más importantes: el contenido de tu mochila. Lo que lleves puesto y lo que haya dentro de tu mochila constituirán todas tus posesiones mundanas mientras caminas hacia Santiago. Vamos a asegurarnos de que estés lo mejor preparado posible: tanto si has decidido caminar con tu propia mochila como si has decidido despreocuparte y disfrutar del Camino sin ella, gracias a nuestro servicio de Traslado de Mochilas.

Siempre es buena idea utilizar el sentido común. Ten en cuenta la época del año en la que vas a caminar y, después, la ruta que has elegido. Si estás en buena forma física, podrás llevar un poco más de peso. Sin embargo, el Camino es muy largo y siempre hay que contar con lo inesperado. No te confíes: a cada paso tu mochila parecerá pesar más.

Por lo general, se recomienda utilizar una mochila de 35-40l de capacidad. En cuanto a su peso, puedes aplicar la regla del 10%: no debes llevar más de un 10% de tu propio peso. Por ejemplo, una persona de 70 kg no debería llevar más de 7 kg.

Lista de equipaje para el Camino

Ropa de abrigoDepende del clima, por supuesto, pero yo llevé un jersey de lana como éste.    También llevé un gorro y guantes finos de lana para las mañanas frescas.    También llevé una chaqueta térmica ligera.    Me resultó mucho más fácil vestirme por capas, ya que es difícil controlar la temperatura al caminar.    A veces subes una cuesta y te acaloras, y cinco minutos después vuelves a tener frío.    Sin embargo, la última vez caminé en mayo, así que puede que esta vez no necesite nada de esto.    Comprueba el tiempo… Ropa de lluviaEs decir, existe la posibilidad de que camines bajo la lluvia durante horas, así que probablemente sea mejor estar preparado para ello.    Algunos amigos míos tenían buenos chubasqueros y una funda para las mochilas como ésta, y parece que funcionó.    Muchos otros tenían estos, y siempre se veían TAN malditamente felices consigo mismos que he estado pensando en invertir en uno como este.    Usé un poncho de 3 dólares y fue chocante y divertidísimo, ¡pero no quiero volver a hacerlo! De ninguna manera.    Aunque puede que lo haga si no hay previsión de lluvia, así que quién sabe… Un sombreroLleva uno.  Porque el sol calienta y la lluvia moja.PijamaPorque necesitas algo para dormir.Gafas de sol Duh.Un atuendo para la nocheTraje un par de jeans (de nuevo, tal vez no sea necesario para el clima/temporada) y una o dos camisetas separadas.    Después de caminar todo el día, luego tomar una ducha, se siente muy bien para deslizarse en algo limpio y cómodo.

Tamaño de la mochila Camino

Aquí empieza uno de los mayores quebraderos de cabeza del futuro peregrino. Hay tantos tipos de mochilas para elegir, de todos los colores y marcas, de diferentes capacidades… ¿cómo elegir la correcta?

Elegir la mochila adecuada para el Camino de Santiago es una de las decisiones más importantes que debes tomar antes de iniciar la aventura, sobre todo si vas a cargarla tú mismo (nosotros podemos transportarla por ti si lo deseas).

La mochila debe ser ligera, su peso en vacío no debe superar los 1,5-2 kg. Siempre se recomienda no llevar más del 10% de nuestro peso, por lo que el peso de la propia mochila es un detalle a tener en cuenta

Es fácil caer en la tentación de llevar una mochila sobredimensionada para poder llevar más cosas, pero lo más importante es elegir el tamaño más adecuado en función del número de días de la ruta y la época del año en la que vayas a hacer el Camino de Santiago. Entre 35 y 60 litros es el tamaño más adecuado. Durante la mayor parte del año hay espacio suficiente si eliges una mochila de entre 35 y 45 litros. Sólo durante los meses más fríos te convendría una de 50 a 60 litros, ya que necesitarás más espacio para la ropa de abrigo. Lo ideal es ir lo más ligero posible, llevando sólo lo imprescindible.

Autor:
Sandra Airola
Sandra es una apasionada de la gastronomía y dueña de un restaurante, además de ser autora de este blog sobre comida donde comparte su experiencia y conocimientos culinarios.