Como preparar la lombarda para ensalada

Lombarda turca encurtida

Se trata de una ensalada muy versátil que combina con prácticamente cualquier cocina, incluida la de Oriente Medio, la asiática, la sureña, la mexicana, la sudamericana y la europea. Es la ensalada a la que suelo recurrir porque casi siempre tengo lombarda en la nevera (¡porque dura semanas!).

Sé que la col puede tener fama de ser una verdura muy aburrida, y tengo recuerdos de mi infancia en los que hurgaba en la comida para no comer ni el más pequeño trozo. Sin embargo, una vez que superé mi fase de malcriada y quisquillosa con la comida y dejé el nido para valerme por mí misma, la col se convirtió en un alimento básico en la despensa (bueno, en el frigorífico). Todas las semanas, junto con las cebollas, el ajo y las patatas, la col se cuela en mi cesta de la compra.

¿Por qué? Porque se mantiene fresca durante mucho tiempo y es muy versátil. Para que quede claro, me refiero a la col normal (verde, blanca y morada), no a la col china (que también es versátil, pero no dura tanto). La col suele durar unas 3 semanas en mi frigorífico. Es cierto que los bordes se secan un poco, pero se arregla fácilmente cortando una fina capa.

¿Se puede comer lombarda cruda en ensalada?

La lombarda también es popular servida cruda en coleslaws y ensaladas y como guarnición, como en la receta de pollo spatchcock de Josh Eggleton.

¿Cocinas la lombarda o la comes cruda?

La lombarda es fácil de incorporar a su dieta. Esta versátil verdura puede añadirse a sopas, guisos, ensaladas y ensaladas de col. Está deliciosa cruda, al vapor, salteada y fermentada. Está deliciosa cruda, al vapor, salteada y fermentada. Conserva la mayor parte de los nutrientes cuando se consume cruda, pero sigue siendo muy nutritiva cuando se cocina.

Ensalada de col morada al balsámico

Seguro que conoce la lombarda, pero ¿ha probado alguna vez la lombarda puntiaguda, también llamada col de Kalibos? En realidad es un cruce entre lombarda y col puntiaguda. Si nunca la has probado, aquí tienes una sencilla receta de ensalada de lombarda picuda y queso feta.

La lombarda puntiaguda se parece a la col puntiaguda y tiene forma de cono. Su color es morado, casi rosado, un poco más claro que el de la lombarda. Al gusto, la lombarda puntiaguda es ligeramente más dulce que la lombarda, por lo que es especialmente buena para prepararla en ensalada.

Para ello, lave y corte la col finamente, después añada un chorrito de aceite de oliva, vinagre o limón y una pizca de sal. No se trata de aliñar la col, pero la acidez del vinagre o el limón junto con la sal ayudarán a que la col se ablande.

A continuación, aprieta la col con las manos durante varios minutos. La col debería estar más tierna y soltar algo de líquido. Continúa este paso hasta que la col haya perdido al menos el 30% de su volumen.

La lombarda, seguro que la conoces, pero ¿has probado alguna vez la lombarda puntiaguda, también llamada col de Kalibos? En realidad es un cruce entre lombarda y col puntiaguda. Si nunca la has probado, aquí tienes una sencilla receta de ensalada de lombarda picuda y queso feta.

Receta de ensalada turca de col

Esta receta de ensalada de col agridulce es una imitación del plato que se sirve en el popular restaurante californiano North Woods Inn, de cocina polaca y americana. Como muchas ensaladas de col polacas, este plato está hecho a base de vinagre y sin mayonesa ni ningún otro ingrediente cremoso. El aliño de aceite y vinagre es lo que da unidad a esta ensalada, y el poco de sal sazonada Lawry’s le añade un extra de sabor.

La col se mantiene por sí sola como base de esta receta, y se pica tanto fina como gruesa para resaltar su textura crujiente. Todo lo que se necesita es un aliño sencillo, que es una mezcla de aceite vegetal, vinagre de vino tinto, azúcar, cebolla en polvo, condimento Lawry’s y sal y pimienta,

Aunque esta receta es rápida y fácil de preparar, requiere tiempo en el frigorífico para que los sabores se fundan y la col se ablande, así que planifíquelo con antelación. Cuarenta y ocho horas es el tiempo mínimo, pero esta ensalada de lombarda está aún mejor después de cuatro o cinco días, lo que la convierte en el plato perfecto para cualquier ocasión.

Recetas de ensalada de col morada kosher

Esta deliciosa ensalada turca de col lombarda se puede servir con kebabs, barbacoas, carne asada o simples ensaladas de acompañamiento. Es fresca, sabrosa y súper fácil de preparar en casa. Igual que las que verá en cualquier tienda de kebabs para llevar.

La lombarda se ralla y se marina en un aliño muy sencillo de aceite de oliva, zumo de limón y sal. La col absorbe todos los sabores del aliño y su textura se ablanda con el tiempo, por lo que resulta más fácil y deliciosa de comer. Añadida a tus ensaladas favoritas o como guarnición, esta sencilla ensalada aportará un sabroso crujiente y un toque de sabor.

Ahora es el momento de cortarla. Córtala en cuatro trozos y corta finamente cada uno de ellos. Puedes incluso coger la cabeza de col entera y cortarla así, pero a mí me resulta más sencillo cortarla primero en trozos.

Córtalo lo más fino que puedas. También puedes utilizar un robot de cocina. Recuerda que debes cortarla en tiras finas, no en trozos pequeños. Pon la lombarda rallada en un bol mediano o en una bolsa de plástico con cierre.

Autor:
Sandra Airola
Sandra es una apasionada de la gastronomía y dueña de un restaurante, además de ser autora de este blog sobre comida donde comparte su experiencia y conocimientos culinarios.